Los conciertos de Dylan en Forest Hill, 1963 y 65, 'Troubled and I don't know why'. (Inédita)


En dos ocasiones con una diferencia de dos años, Bob Dylan actuó en el Forest Hills Tennis Stadiums, en el barrio neoyorquino de Queens, marcando con ambas actuaciones dos momentos claves de su carrera musical.  Su presencia en este escenario el 17 de agosto de 1963 se lo debe a Joan Baez, ella era la estrella del concierto y tuvo a bien invitar al final al joven Bobby, con quien interpretó dos temas: Blowin' in the wind (que en la cinta pirata que recoge esta grabación está cortada en la última estrofa) y Troubled and I don't know why, actualmente inédita en la discografía oficial dylaniana. Catorce mil personas se congregaron aquella noche de agosto en las canchas de Forest Hill para arropar a la reina del folk, que interpretó, entre otras, Railroad Bill, Streets of Laredo, Five hundred miles y la mítica In the Pines, siendo después de la bella Silver Dagger cuando Baez da entrada a Dylan para ambos acometer Troubled. Dylan está fantástico en este tema, marcando con un fraseo fresco, ameno y certero los versos del cántico tradicional What did the deep sea say, que el juglar ha aprendido de su admirado Woody Guthrie, de quien recoge arpegios y arreglos. Quizá también bebiera de la versión que de este tema circulaba por el Greenwich Village obra de Cisco Houston. Para Joan Baez, Dylan no estrenó Troubled en Forest Hill, asegurando que el juglar ya había interpretado este tema con anterioridad en el Gerde's Folk City, si bien, y según los registros documentales, en 1963 Dylan sólo tocó en el Gerde`s el ocho de febrero y la cinta que recoge esta actuación no incluye Troubled. Con todo y con eso, esta versión es la única que he escuchado y sea la única en circulación. El concierto de Joan Baez con las dos canciones interpretadas conjuntamente con Dylan se encuentra en las cintas piratas Duet with Joan Baez, Dr. Zimerman's original old time y Baez years 1963-64.

De Newport a Forest 1965.- La mítica actuación de Dylan en Newport en julio de 1965, anunciando el intercambio que a partir de entonces practicaría con Gibson y Fender en los escenarios, da paso a una nueva presencia de Dylan en Forest Hill (28 de agosto), y ésta no pasará desapercibida, siendo como fue además el primer concierto donde el juglar dividiría sus actuaciones en dos partes, una primera en clave acústica y una segunda eléctrica acompañado en esta ocasión de Robbie Robertson (guitarra), Al Kooper (órgano), Harvey Brooks (bajo) y Levon Helm, a la batería. La cinta pirata que recoge esta grabación tiene una deficiente calidad sonora. Comienza Dylan el concierto con She Belong to me, en una versión que nada tiene que ver con las que derramará por los escenarios británicos un año después, suena a vinilo, como la hermosa To Ramona, con la que virtuosamente juega con la armónica. Bien recibida es la espectacular Gates of Eden, una espléndida canción que el juglar ejecuta con maestría, igual que Love minus zero, cuyos sones pegadizos llenan de sensualidad el escenario. Desolation Row (es la primera vez que la toca en directo), I´t's all over now, baby blue y Mr. Tamborine Man, cierran la parte acústica del concierto, todas las canciones interpretadas pertenecen a Bringin' it all back home. Y tras el descanso llega la debacle con Tombstone Blues, el público empieza a abuchear durante los primeros compases e insiste unos inquietantes segundos hasta que los gritos cesan repentinamente, como si este gesto hubiese sido una chiquillada de obligada ejecución. Tombstone Blue se estrena en directo en Forest Hill con incipientes arreglos, así como From a Buick 6, Just like a Tom Thumb's Blues y Ballad of a thin man, que suenan como si hubiéramos puesto la aguja en el vinilo, de ese Highway 61 Revisited que saldrá al mercado dos días después del concierto. Y la singularidad de la noche queda reflejada en las primeras versiones eléctricas de I don't believe you y It ain't me babe (dos temas clásicos de su repertorio acústico), en esta última la armónica empieza a ser la protagonista de esa estrella que brillará con el tiempo durante las ejecuciones de este tema en directo; una nueva versión de Maggie's Farm donde los golpes de guitarra de Blomfield de Newport un mes antes son sustituidos por el piano de Al Kooper en una interpretación no demasiado inspirada. Cierra el concierto Like a rolling stone, taradeada por el público llegado su característico estribillo, en un concierto en el que Dylan pone a prueba algunas de sus canciones y en la que destacaron, para bien o menos bien, los arreglos que el juglar empieza a practicar en su cancionero adaptándolo al rock.


Troubled and I don't know why

 

I'm troubled and I don't know why,
I'm troubled and I don't know why.
Well, trouble on my mind
Is driving me blind.
I'm troubled and I don't know why.
Oh, what did the mornin' say?
What did the mornin' say?
When it rolled from the night
With a dark, dreary light,
Saying, "Another old weary day."

I'm troubled and I don't know why,
I'm troubled and I don't know why.
The trouble on my mind
Is driving me blind.
I'm troubled and I don't know why.
What did the newspaper tell?
What did the newspaper tell?
Well, it rolled in the door
And it laid on the floor,
Saying, "Things ain't going so well."

I'm troubled and I don't know why,
I'm troubled and I don't know why.
Well, the trouble on my mind
Is driving me blind.
I'm troubled and I don't know why.
What did the television squall?
What did the television squall?
Well, it roared an' it boomed
An' it bunced around the room,
An' it never said nothin' at all.

I'm troubled and I don't know why,
I'm troubled and I don't know why.
Well, the trouble on my mind
Is driving me blind.
I'm troubled and I don't know why.
What did the movie screen lecture?
What did the movie screen lecture?
Well, it heated an' it froze
An' it took off all its clothes
An' I left in the middle of the picture.

I'm troubled and I don't know why,
I'm troubled and I don't know why.
Well, the trouble on my mind
Is driving me blind.
I'm troubled and I don't know why.




Pincha sobre la entrada del concierto en Forest Hill 1963
 para escuchar la canción Troubled and I don't know why,
 intepretada por Bob Dylan y Joan Baez.






Pie de foto: Joan Baez y Bob Dylan durante su actuación en Forest Hill en 1963; abajo, un momento del concierto de Dylan en 1965 con una Fender bajo el brazo (Autor de esta última: Daniel Kramer).

Read more...

'The ballad of Frankie Lee and Judas Priest', Eugene, 19-7-1987, descarte del LP en directo


Veinte años hubo de esperar esta canción para ser interpretada en directo, después de su composición para el álbum John Wesley Harding (1967)  y posiblemente, si no es por la ayuda de Jerry Garcia, líder de la Grateful Dead, aún podía estar durmiendo en un cajón. Dylan necesitaba este espaldarazo para recuperar gran parte de su cancionero hasta entonces inédito sobre los escenarios y ya era hora de hacer los arreglos oportunos a un libreto cargado de buenos temas y que en los años venideros Dylan sabrá exprimirlos para dar todo de sí. No es sólo el caso de The Ballad of Frankie Lee and Judas Priest, una canción esencialmente acústica (en el álbum oficial se acompaña sólo de guitarra y armónica), otras canciones, con mayor o menor fortuna, fueron reinventadas para su interpretación en directo, es el caso de I want you, Queen Jane, la más reciente de Man of Peace, o la más antigua en los acordes de John Brown. La gira del mes de julio de 1987 con la Grateful Dead contribuyó a desempolvar estos temas y nos acostumbramos a escucharlos con la armoniosa y conjuntada banda de San Francisco, conocedora de las canciones de Dylan y quizá demasiado espectacular en la ejecución de los temas, fruto de su virtuosismo, experiencia y estilo en la conjunción del rock, folk, bluegrass, country y jazz. Este acompañamiento, bien recibido en directo, deja sin embargo a Dylan en la retaguardia, se nota que el juglar aún no se ha adaptado a la interpretación (su fraseo resulta forzado) de temas que no han tenido salida y esta versión de The Ballad of Franke Lee es buena muestra de ello, aunque esto no le resta esplendor. De hecho, esta versión de Frankie Lee en el Autzen Stadium de Eugene (Oregón) fue seleccionada (junto con It's all over now, baby blue y Rainy day women 12 y 35 del mismo concierto) para ser incorporada al álbum en vivo que Columbia editó en 1988 con temas de esta gira por algunas ciudades estadounidenses con el título Dylan & The Dead, las tres canciones fueron finalmente descartadas.

The Ballad of Frankie Lee and Judas Priest se estrenó en directo el 10 de julio de 1987 en el John F. Kennedy Stadium de Philadelphia, con la Grateful Dead naturalmente, en una versión no muy distante de la que subo al blog en Eugene, sin embargo esta última parece haber adquirido una mejor adaptación de todos los músicos, pese al exceso de la carga instrumental sobre la voz. Caso distinto sucederá durante la gira de otoño de 1987 con Tom Petty and the Heartbreakers, las versiones de nuevas y viejas canciones adquieren ahora una nueva dimensión, y The Ballad of Frankie Lee no permanecerá ajena a este sustancial y necesario cambio, ahora Dylan es el protagonista sobre el escenario (excepcional su vesión en Dortmund el 15 de septiembre, o las interpretadas también Basel, Locarno y Londres, así como en Princenton en 2000), predomina su fantástico fraseo sobre la banda, muy discreta con piano y suave guitarra eléctrica. Estamos ante el Dylan de siempre, insuperable, recuperado de las heridas con la Grateful Dead a la que tanto debe, pero de imposible maridaje.

Frankie Lee (una historia con reminiscencias bíblicas que rezuman por todo el elepé oficial) se grabó en una sola toma el 17 de octubre de 1967 durante la primera sesión de grabación del álbum John Wesley Harding, producido por Bob Johnston en el estudio A de Columbia en Nashville (Tennessee), ciudad donde había grabado anteriormente (1966) su memorable Blonde on Blonde. La versión oficial, en clave acústica, es impresionante, en mi opinión creo que es muy difícil de superar en directo.



Balada de Frankie Lee and Judas Priest

Frankie Lee y Judas Priest
eran íntimos amigos
cuando Frankie Lee necesitó dinero
Judas sacó un fajo de billetes de diez
y lo puso en una silla
Sobre la llanura dijo:
"Toma lo que quieras, Frankie,
tú ganas lo que yo pierdo".

Al oir aquello Frankie Lee se sentó
acariciándose la barbilla.
Bajo la fría mirada de Judas,
su cabeza empezó a dar vueltas y vueltas
"Podrías dejar de mirarme así", dijo.
"Será por mi estupido orgullo
pero a veces un hombre debe estar solo
y aquí no hay lugar donde esconderse"

Judas le guiñó un ojo y dijo:
"Vale, te dejo
pero aligera y escoge los billetes
antes de que desaparezcan"
"Empezaré a cogerlos ahora,
sólo dime dónde estarás".
Judas señaló el camino
y dijo: "En la eternidad"

"¿La eternidad?", dijo Frankie Lee?
con una voz gélida
"Eso es", dijo Judas Priest, "la eternidad
aunque tal vez tú la llames 'paraíso'"
"Yo no la llamo"
dijo Frankie Lee con una sonrisa
"Vale", dijo Judas Priest
"Te veré en un rato".

Frankie Lee volvió a sentarse
sintiéndose ruín y malvado
cuando un extraño pasó por su lado
irrumpiendo en la escena
diciendo: "¿Eres tú Frankie Lee, el jugador
cuyo padre ha muerto?
Si eres tú, vereda abajo hay un hombre que te llama
y dicen que su nombre es Priest".

"Sí, es mi amigo"
dijo Frankie lee asustado
"Lo recuerdo muy bien
ahora mismo acabo de estar con él"
"Sí, a ése me refiero", dijo aquel hombre
sigiloso como un ratón.
"Bueno, te diré que está vereda abajo,
varado en una casa".

Frankie Lee estaba realmene asustado
dejó todo y salió corriendo
hasta llegar a un lugar
donde estaba Judas Priest.
¿Qué casa es ésta?", preguntó.
¿donde me encuentro?".
"No es una casa", dijo Judas Priest
"Es un hogar".

Frankie Lee se estremeció
perdiendo el control
de todo cuanto había hecho
mientras doblaban las campañas de la iglesia
permaneció mirando
aquella casa que brillaba más que el sol
tenía veinticuatro ventanas
con un rostro de mujer en cada una.

Frankie corrió escaleras arriba
dando un salto impresionante
echaba espumarajos por la boca
empezó a deambular
delirando durante dieciséis días con sus noches
pero al decimoséptimo se arrojó
a los brazos de Judas Priest
y allí fue donde murió de sed.

Nadió quiso hablar
cuando se lo llevaron
salvo un pequeño vecino
que lo bajó al descanso eterno
y se fue corriendo
con su culpa bien escondida
murmurando,
"Nada será revelado".

Bueno, la moral de esta historia
la moraleja de esta canción
es que uno no ha de estar
donde no le corresponde,
así que veas a tu vecino cargado
ayúdalo con su carga
y no confundas el paraíso
con la casa de enfrente.

Pincha el vinilo para escuchar esta canción
  con la Grateful Dead en Eugene (Oregón) en 1987.

Pie de foto:  Dylan durante su actuación en Eugene (Oregón) con la Grateful Dead el 19 de julio  de 1987.

Read more...

Man in the long black coat. Kiel, 25-7-1994


Dicen que no hay errores en la vida/a veces puedes verlo de esta manera/nadie vive ni muere, sólo flotamos/ella se fue con el hombre/de la levita negra. Fue en el Ostseehalle de Kiel, una fresca noche de julio a orillas del mar Báltico, último concierto de la gira de Bob Dylan y su banda por Europa, después de una incendiaria Highway 61, a sólo tres canciones del final del concierto empiezan a sonar los acordes de Man in the long black coat, del álbum Oh Mercy (1989) —con anterioridad el juglar ha interpretado de este mismo trabajo una bella versión de Disease of Conceit—, y de pronto la noche se encierra misteriosa, Rimbaud danza sobre el escenario, las luciérnagas alumbran la lejanía, los músicos extraen los sonidos del pantano, los versos se acomodan en las mentes y Dylan conduce la canción durante ocho minutos avivada por el virtuosismo de las cuerdas de Bucky Baxter y John Jackson, que han sabido sustituir la armónica que da profundidad a la versión genuina del álbum.

Me agrada esta versión, podía estar escuchando infinitamente los solos capitaneados por las guitarras y el oportuno toque de triángulo que va marcando puentes en la canción; el fraseo del juglar es intimista y sereno. Dos cintas piratas recogen este concierto, On a night like this —que une esta actuación con la de Rotterdam de 19 de septiembre de 1987—, y Your voice was alll I heard, pero no incluye Main in the long black coat. He obtenido la versión que subo al blog de una recopilación que conforma el bootleg no oficial Exclusives series 1994, de excelente calidad de sonido. También me agrada la versión que Dylan hizo de este tema en Los Ángeles en 1997 incluida en la recopilación Even after all these years. Las últimas versiones que he escuchado de esta canción fueron las del concierto de Osaka del 15 de marzo de 2010, donde la canción pierde en intensidad, pero resulta igualmente enigmática, y en Viareggio (Toscana) el 16 de junio del año pasado, de igual factura. 

La versión incluida en el álbum Oh Mercy fue grabada el 29 de marzo de 1989 en el estudio preparado por el productor Daniel Lenois en New Orleans. Hubo dos tomas: la primera al piano y una segunda con guitarra acústica de doce cuerdas y armónica. Fue precisamente la primera la que se modificó durante una sesión de overdub el 4 de abril, con nueva voz, así como la incorporación de una guitarra eléctrica y armónica, que es la que da profundidad a la canción. No dispongo de la versión al piano, hasta la fecha intuyo que no está en circulación, pero resultaría interesante poderla escuchar alguna vez. Man in the long black coat  ha sido versionada por otros músicos, a la sazón Mark Lonegan para la banda sonora de la película sobre la vida de Dylan I'm not there, ejecutada en clave de acústica con banda; el remix del rapero Jay Z, incluido en el cedé tres de la colección All That Leftovers, y la que interpreta Joan Osborne, bellísima,  extraída del volumen nueve de la colección Nobody sings Dylan like Dylan.


El hombre de la levita negra

Cantan los grillos mientra suben las aguas
un vestido de algodón cuelga ya seco
ventana abierta, árboles africanos
combados por el huracán
Sin palabras en un adiós, ni una nota siquiera
ella se fue con el hombre
de la levita negra.

Alguien lo vio pasando un rato
en una añeja sala de baile a las afueras del pueblo
la miró a los ojos cuando ella se acercó
y le preguntó si quería bailar,
alguien dice que citó la biblia
había polvo en el hombre
de la levita negra.

El predicador hablaba en su sermón
que la conciencia del hombre es depravada
sin tiempo para esperar a que te enseñe el camino
eres tú quien debe complacerla
no es fácil tragarla, se atasca en la garganta
ella entregó su corazón al hombre
de la levita negra.

Dicen que no hay errores en la vida
a veces puedes verlo de esta manera,
nadie vive ni muere, sólo flotamos
ella se fue con el hombre
de la levita negra

Humo en el agua, estuvo desde junio
troncos a la deriva bajo la creciente luna
tomas el pulso, vibra el retumbar de la fuerza,
alguien golpea a un caballo muerto
ella no dijo ni dejó escrito nada
se fue con el hombre
de la levita negra.



Pulsa en el icono para escuchar
 Man in the long black coat,
en el concierto de Kiel en 1994.



Pie de foto: Grabado alusivo a Man in the long black coat realizado por Adventocid.

Read more...

Con 'The levee's gonna break' Dylan abre un claro de luna en la noche de Shanghai, 8-4-2011


Después de pasar de puntillas sobre el escenario de Beijing, Dylan abre un claro de luna en Shanghai con una buena lista de canciones en las que varias despuntaron en el Shanghai Grand Stage, tercero de sus conciertos previstos en Asia. Exceptuando la  versión insulsa de Gonna change my way of thinking, el resto ofrece una variedad interesante de su repertorio clásico y nuevo, me agrada enormemente que sustituya la ya manida All along the watchtower para dar cancha a la bella Ballad of a thin man, que siempre aporta un encanto mágico al concierto, y que recupera las posibilidades que ofrece Honest with me para un concierto en directo. Don't think twice, it's all right es la canción que en segundo lugar Dylan aportó al libreto en Shangai para ofrecer una joya de su cancionero y que va cambiando invariablemente en cada escenario. Una acústica con banda que resulta agradable de escuchar, y aunque habrá quien la considere monótona, es tan rica en matices que aporta una sensibilidad sin igual al concierto. Things have changed se abre paso tras el éxito de Freewhelin' en una versión aceptable, y con ésta llegamos a Tangled up in blue, cuya versión supera a la de Beijing y rivaliza con otras de excepcional ejecución de este concierto, a la sazón Simple twist of fate o Blind Willie McTell, nueva en la gira e interpretada por un Dylan inspirado. Pero será con los primeros acordes de The levee's gonna break cuando Dylan abre un claro de luna en el concierto, ofreciendo lo mejor de sí en esta fantástica versión de su álbum Modern Times (2006) que representa una bocanada de aire fresco en el concierto para la llegada de nuevos temas en una acertada secuencia. Desolation Row se desliza suavemente, bien acompasada y con un Dylan machacón entre líneas. La incendiaria Highway 61 rompe nuevamente la tranquilidad acústica y alternativamente la banda va introduciendo nuevos ritmos, en este caso con la jazzística Spirit of the water, bellamente interpretada como en Beijing, Thunder on the mountain vuelve por sus derroteros y, de repente, la enigmática Ballad of the thin man se abre paso para ofrecer los mejores sones del Dylan de mediados de los sesenta. Los bises finales son para Like a rolling stone, a estas alturas se toca por inercia y no ofrece nuevos elementos que la enriquezcan,. y se echa el telón con Forever Young., que nuevamente ha ocupado el lugar del Blowin' in the wind de Taipie.

The levee's gonna break.- Muy buena la versión que de este tema interpreta Dylan en el concierto de Shanghai, si bien no es la única versión que considero ha ejecutado con maestría en los últimos años, resultaría ingrato dejar atrás la que se escuchó en Buenos Aires el 15 de marzo de 2008, con una banda bien conjuntada. La canción fue grabada entre febrero y marzo de 2006 en los estudios Clinton de Nueva York para el álbum Modern Times, de 2006, con el que Bob Dylan volvía a las listas de su discografía de nuevos álbumes desde 2001, cuando grabó Love and Theft. En medio, tres álbumes de bootleg y un recopilartorio de grandes éxitos.

The levee's gonna break (El dique se va a romper)

If it keep on rainin', the levee gonna break
Everybody saying this is a day only the Lord could make
Well, I worked on the levee, Mama, both night and day
I worked on the levee, Mama, both night and day
I got to the river and I threw my clothes away
I paid my time and now I'm good as new,
They can't take me back unless I want 'em to
If it keep on rainin', the levee gonna break
Some of these people gonna strip you of all they can take
I can't stop here I ain't ready to unload
Riches and salvation can be waiting behind the next bend in the road
I picked you up from the gutter and this is the thanks I get
You say you want me to quit ya, I told ya, 'No, not just yet.'
Well, I look in your eyes, I see nobody other than me
I look in your eyes, I see nobody other than me
I see all that I am and all I hope to be
If it keep on rainin', the levee gonna break
Some of these people don't know which road to take
When I'm with you, I forget I was ever blue
Without you there's no meaning in anything I do
Some people on the road carryin' everything that they own
Some people got barely enough skin to cover their bones
Put on your cat clothes, mama, put on your evening dress
Few more years of hard work, then there'll be a 1,000 years of happiness
If it keep on rainin', the levee gonna break
I tried to get you to love me, but I won't repeat that mistake
If it keep on rainin', the levee gonna break
Plenty of cheap stuff out there and still around that you take
I woke up this morning, butter and eggs in my bed
I ain't got enough room to even raise my head.
Come back, baby, say we never more will part
Don't be a stranger with no brain or heart
If it keep on rainin', the levee gonna break
Some people still sleepin', some people are wide awake

 

Pincha en el vinilo para escuchar la versión de
The levee's gonna break en el concierto de Shanghai


Canciones: Gonna Change My Way Of Thinking/Don't Think Twice, It's All Right/Things Have Changed/Tangled Up In Blue/Honest With Me/Simple Twist Of Fate/Tweedle Dee & Tweedle Dum/Blind Willie McTell/The Levee's Gonna Break/Desolation Row/Highway 61 Revisited/Spirit On The Water/Thunder On The Mountain/Ballad Of A Thin Man/Like A Rolling Stone/Forever Young.

Banda: Bob Dylan, keyboard, guitarra y armónica; Tony Garnier, bajo; George Recile, batería; Stu Kimball, guitarra; Charlie Sexton, guitarra, y Donnie Herron , viola, violin, mandolina y pedal steel.

Pie de foto: Dylan, flanqueado por George Recile (izquierda) y Donnie Herron, durante su actuación en Shanghai (autor: AFP.

Read more...

El histórico concierto de Dylan en Beijing se salda con un aplauso cortés, pero no sostenido


Dylan cruzó la frontera entre Taiwan y China para aterrizar en Beijing, donde tenía previsto actuar en el segundo de los conciertos programados por Asia Oriental, y el reguero de su estela empezó a otearse desde Occidente como una llamarada a la libertad. Esta vez el régimen comunista, férreamente presidido por Hu Jintao, había autorizado al juglar su actuación en el Estadio de los Trabajadores (el año pasado se le negó rotundamente), donde se concentraron casi diez mil personas para ver, escuchar y anhelar también por unos momentos los ecos de esos himnos que desde hace cincuenta años Dylan pasea por los escenarios de todo el mundo y que llaman al cambio, a la paz y la libertad. Pero el pueblo chino se quedó esperando, lamentablemente. Hubiésemos deseado que Dylan, en un gesto solidario, entonara Blowin in the wind, o They times they are a-changing o Chimes of Freedom, como aquella noche del cuatro de noviembre en el Northrop Auditorium de Mineapolis, cuando llegando al final y antes de comenzar Blowin' in the wind dijo: It seems like we are going to have change now (parece que las cosas van a cambiar) sumándose así al fervor demócrata que invadía las calles aquellos días tras la victoria de Barack Obama. Ahora sólo se trataba de un gesto, solidario en este caso con un pueblo atenazado bajo el yugo de una dictadura, con poetas, artistas y hasta un premio nobel de la paz encarcelado sólo por disentir de la corriente oficialista. Como además no quiso (o no lo dejaron) dar una rueda de prensa, pensamos que al final Dylan hizo lo que mejor sabe hacer: llevar su música, su arte y creatividad a un público al que mentes retorcidas secuestran los sones más bellos y emborronan versos sencillos y elocuentes.

Seis de abril Abrió el concierto Gonna changed my way of thinking, y por un momento se me cruza la idea de que Dylan quiere sembrar en el público un mensaje subliminal con este título, aunque la canción tiene un marcado carácter religioso, pertenece a su etapa cristiana y al álbum Slow Train Coming (1979). Esta canción la mantendrá Dylan como apertura en los sucesivos conciertos por Asia, incluso en el tour australiano que comenzó ayer en Freemantle. Los arreglos de Gonna changed no son muy acertados en esta gira, nada comparable a la excepcional Gotta Serve Somebody con la que abrió el primer concierto de la gira en Taiwán. Como viene siendo habitual, la segunda canción se trata de un clásico que nos remonta a sus primeras épocas, en esta ocasión los ecos rebotaban en It's all over now, baby blue, bien interpretada como la siguiente Beyond here's lies nothing -con la suave trompeta de Donnie Herron de fondo-. Tangled up in blue se abrió paso, reconocida enseguida por el público y aceptada en esa acústica con banda en la que tanta sutileza se deja atrás. De Honest with me mejor pasar página. Y de repente, la noche de Beijing se abre el trovador en una muy buena interpretación de Simple twist of fate, bien fraseada y con un rif de guitarra que actúa con fuerza en cada estrofa. A partir de aquí el concierto entra en una segunda parte de temas aceptables que Dylan y su banda intepretan con acierto pero sin sobresaltos, así se suceden Tweedle Dee & Tweedle Dum, Love Sick, Rollin' and Tumblin', A hard rain's a gonna fall y la arrolladora Highway 61. De nuevo, cuando menos se espera, la noche nos ofrece otra joya, en esta ocasión rutila diamantina Spirit of the water, del Modern Times (2006) ejecutada en clave de jazz que esta banda aplica con virtuosismo. La canción adquiere una ternura inmensurable y junto con Simple... son lo mejor de la noche. La recta final del concierto es para Thunder on the mountain, una muy buena intepretación en la enigmática Ballad of the thin man, y los clásicos (por no decir rutinarios) Like a rolling stone y All along the watchtower, el punto final se escribió con letra y música de Forever Young, que en mi opinión nada nuevo aporta en esta versión ya manida de las giras dylanianas. El aplauso fue cortés, pero no sostenido.

Canciones: Gonna Change My Way Of Thinking, It's All Over Now, Baby Blue, Beyond Here Lies Nothin', Tangled Up In Blue, Honest With Me, Simple Twist Of Fate, Tweedle Dee & Tweedle Dum, Love Sick, Rollin' And Tumblin', A Hard Rain's A-Gonna Fall, Highway 61 Revisited, Spirit On The Water, Thunder On The Mountain, Ballad Of A Thin Man, Like A Rolling Stone, All Along The Watchtower, Forever Young

Banda: Bob Dylan, keyboard, guitarra y armónica; Tony Garnier, bajo; George Recile, batería; Stu Kimball, guitarra; Charlie Sexton, guitarra, y Donnie Herron , viola, violin, mandolina y pedal steel.

Pie de foto: Dylan durante su actuación en Beijing (autor: Rolling Egg). Abajo, kiosko en la capital con algunos ejemplares donde se despliegan reportajes de la histórica llegada de Dylan a Beijing.

Read more...

Los Stones homenajean a su ex Ian Stewart con una sólida versión de 'Watching the river flow'

Ian Stewart (cuarto por la izquierda) en una fotografía de las primeras alineaciones de la banda.

Los Rolling Stones, con la participación de su ex bajista Bill Wyman, contribuyen en el disco homenaje a su ex Ian Stewart (teclista y uno de los primeros miembros de la banda) con una sólida versión del tema Watching the river flow (1971) del maestro Bob Dylan, en la que destaca la fuerza melódica del piano (instrumento sin el cual no se concibe la esencia dylaniana de esta canción), unos saxos que jamás he escuchado en versión alguna de este tema -aunque la cosa, aparentemente, no chirría-, y una armónica que Mick Jagger introduce discretamente al final. La voz y fraseo de este tipo es genial en la interpretación del tema. El álbum, Boogie 4 Stu, es el resultado de un ambicioso proyecto organizado por el virtuoso teclista de Booglie Wooglie/Rock n' Roll Ben Waters, ha sido editado por el sello discográfico Eagle Records, sale al mercado el próximo 19 de abril y sus beneficios serán destinados a la British Heart Foundation.  De origen escocés, Ian Sterwart despuntó como teclista en los orígenes de la banda británica, siendo miembro numerario antes incluso que Richard o Jagger, cuando los Stones eran liderados por Brian Jones. Su sonido inconfundible al piano destaca en los álbumes de la banda durante la década de los sesenta y setenta y sus compañeros de escenario no podían haber escogido canción más sutil que la de Watching the river flow para recordarle, a escasos meses después de los veinticinco años, aquel día cuando el corazón de Stewart se rompió.

El sol se cuela por la ventana
y yo todavía en este café nocturno.
Voy de un lado a otro bajo la luna,
hasta el lugar donde los camiones ruedan despacio.
Para sentarme en este banco de arena,
a ver pasar el río.

Para la grabación de Watching the river flow, The Rolling Stones (Keith Richards -guitarra-, Mick Jagger -vocal y armónica-, Charlie Watts -batería-, Ron Wood (guitarra) y Bill Wyman al bajo) están arropados por Ben Waters -piano-, Tom Waters -saxo alto-, Willy Garnet y Don Wellor -saxos-, Alex Garnet saxo barítono- y Dave Swift, tambores. Otras canciones del álbum son 1. Boogie Woogie Stomp, 2. Rooming House Boogie, 3. Worried Life Blues, 4. Boogie For Stu, 5. Make Me A Pallet On Your Floor, (pincha en este enlace si quieres escuchar la versión que hizo Dylan de este tema en 1962, actualmente inédito), 6. Midnight Blues, 7. Lonely Avenue, 8. Watching The River Flow, 9. Roll Em’ Pete, 10. Suitcase Blues, 11. Bring It On Home To Me.



Pincha en la carátula del disco para
escuchar  Watching the river flow,
 en la versión que para el álbum
 interpretan The Rolling Stones.

Read more...

Dylan encandila en Taipei y borda una versión inolvidable de 'Forgetful heart', 3-abril-2011



Inspirado, con irresistibles ganas de hacer lo que más le gusta: moverse libremente sobre esos escenarios que ya forman parte visceral de su cotidianeidad, mientras desarrolla esas canciones que tantas sastisfacciones le han dado y que vuelca sobre un público que se debate entre el míto y el incansable compositor que sorprende por su inagotable creatividad. Ese Dylan capaz de convertir en arte todo cuanto escribe, compone e interpreta, con ese talante abiertamente universal arrancó con su banda en el Arena de Taipei el tour asiático de la gira 2011, en un concierto que encandiló al público y del que se sacó de la chistera versiones incontestables, como la fantástica Forgetful Heart (Corazón Olvidadizo), perteneciente a su álbum Together Throught Life (2009). En la noche taiwanesa se escucharon himnos de distintas épocas musicales en un listado compactado y bien secuenciado, abriendo con Gotta Serve Somebody, de su etapa cristiana, una canción que ya premonizaba un buen concierto pues la versión dejaba entrever la calidad de los músicos distribuidos por el escenario. Junto con Gotta serve somebody y Forgetful Heart, hechizaron la noche It ain't me babe (a cuya versión acústica con banda el juglar ya nos tiene acostumbrados), Cold Iron Bound (con arreglos que no había escuchado anteriormente y que me agrandan), la siempre misteriosa Ballad of a thin man, y Blowín in the wind (bellamente ejecutada), que cerraba el concierto. Aceptables, por otra parte, fueron las versiones de Tweedle dee & Tweedle Dum, Desolation Row, la arrolladora Highway 61, Trying to get to heaven y Like a rolling stone, mientras Honest with me y Jolene estuvieron algo flojillas, y aunque Honest... ha sido mantenida en los siguientes conciertos de Beijing, Shanghai, y Ho Chi Minh City, Jolene desapareció del libreto en favor de Thunder on the moutain, siendo recuperada en Vietnam. El público no pudo resistirse y en un alarde de éxtasis se volcó en aplausos y vítores nada más empezar los primeros acordes de Like a rolling stone y Blowin' in the wind, pasarán los años, pero ambos temas siguen siendo los himnos más populares del juglar.


Forgetful Heart.- No es que Dylan haya practicado arreglos sustanciales sobre esta canciòn para esta gira  (la versión viene a recordar a las que se escucharon sobre los escenarios el año pasado), pero ésta, que abrió la noche taiwanesa al conjuro de la magia y el buen gusto es, en mi opinión, una de las más bellas y enigmáticas jamás intepretada. Al clima envolvente de una canción cuya letra nos traslada al recuerdo de una relación amorosa se une la buena intepretación de Dylan, fraseando cada verso con enjudia y credibilidad, creando una imagen misteriosa en los solos de armónica que tanto me recuerdan la cálida lejanìa de Man on the long black coat, de Oh Mercy (1989). Con temas como éste, interpretados casi con diabólica entereza: Olvidadizo corazón, como una sombra caminando en mi cerebro, dejan un reguero de felicidad de un concierto imperecedero.


Olvidadizo corazón


Olvidadizo corazón.
¿Ha perdido su poder de recordar?
Cada pequeño detalle
No los recuerda para nada.
Los tiempos en los que nos conocimos
¿Quién mejor para recordarlos que tú?
Olvidadizo corazón
Nos reímos y lo pasamos bien tú y yo
Ha sido tanto tiempo.
Ahora me contento con dejar pasar los días
Cuando tú estabas allí
Eras la respuesta a mi oración.
Olvidadizo corazón
Nos amábamos con todo el amor que la vida puede dar
¿Qué puedo decir
Sin tí es tan difícil vivir
No se puede tener mucho más
¿Por qué no podemos amar como lo hicimos antes?
Olvidadizo corazón
Como una sombra caminando en mi cerebro
Durante toda la noche
Me quedé despierto y escuchando el sonido del dolor
La puerta se ha cerrado para siempre
Si, efectivamente, alguna vez hubo una puerta.

Canciones: 1 Gotta Serve Somebody, 2 It Ain't Me, Babe, 3 Things Have Changed, 4 Sugar Baby, 5 Cold Irons Bound; 6 Simple Twist Of Fate, 7 Honest With Me, 8 Desolation Row, 9 Tweedle Dee & Tweedle Dum, 10 Forgetful Heart, 11 Highway 61 Revisited, 12 Tryin' To Get To Heaven, 13 Jolene, 14 Ballad Of A Thin Man, 15 Like A Rolling Stone, 16 Blowin' In The Wind.
 
Banda: Bob Dylan, keyboard, guitarra y armónica; Tony Garnier, bajo; George Recile, batería; Stu Kimball, guitarra; Charlie Sexton, guitarra, y Donnie Herron , viola, violin, mandolina y pedal steel.



    Pincha en el vinilo para escuchar Forgetful Heart
 en el concierto en Taipei (3-4-2011)


Pie de foto: Dylan durante su actuación en Taipei (Autor: Jangon). La traducción de la letra de Forgetful Heart es obra de Maximiliano Martín, si queréis leer el resto de las letras de Together Throught Life traducidas por Martín, pincha aquí.

Read more...

Dylan con Billy Faier para la WBAI, octubre 1962. 'Make me a pallet on your floor' (Inédita)


En octubre de 1962, Bob Dylan entra en los estudios de la WBAI de Nueva York invitado al programa de Billy Faier, uno de los grandes altavoces de la nueva generaciòn musical estadounidense. Para entoces, el juglar ya cuenta con algunas canciones comprometidas y se ha hecho con un buen lote de temas tradicionales que ha adaptado a su estilo y escrito nueva letra para ser presentadas en locales y pubs donde ya empieza a ser conocido tras la publicación en marzo de ese año de su primer álbum. Bien arropado con su acústica y armónica, Dylan comienza su actuación en la radio con Baby let me follow your down, un tema de Eric von Schmidt que había incluido en el álbum. Talking John Birch Paranoid Blues es el tema esperado por muchos, ya que en cuestión de semanas, acordes y letra se han convertido en una denuncia frontal contra grupúsculos nazis que pululan por Nueva York secretamente, la canción parece haber escalado los peldaños suficientes como para ser candidata a editarse en el siguiente álbum, The Freewhelin', pero al final se queda sólo en nominada, lo que enfadó rabiosamente al juglar. Intercaladas sus actuaciones con breves comentarios con Faier, Dylan interpreta, y de qué manera, tan seria como sincera,  The death or Emmett Till, compuesta a principios de ese año, la historia de un joven negro asesinado en Misisipi por la intransigencia blanca. Pero es al final de su actuación, cuando el juglar, sin la menor intención por su parte, convierte la cinta del programa en un documento sonoro histórico, al interpretar el tema del cancionero tradicional Make me a pallet on your floor, que no volvería a cantar en directo. De ahì que los coleccionistas buscaran con ahínco esta cinta, que durante algunos años podía encontrarse en el mercado negro, hasta que fue editada en algunos álbumes como Paronoid Blues, Before the flood an after the fire, o la más reciente Meet Mr Dylan (vol.5), la canción en cuestión se presenta en todas ellas con una calidad sonora deficiente, se nota que uno copió a otro sucesivamente, mientras que la versión que subimos al blog tiene una calidad excepcional, obtenida de una cinta procedente de la colección no oficial Hollow Horn. Hay que remontarse al siglo diecinueve para datar los acordes de esta canción, que cabalga entre el blues, el jazz y el folk, atribuyéndose la primera grabación de Make me a pallet on your floor a Mississippi John Hurt ya en el siglo veinte.

Escucha aquí  Make me a pallet on your floor

Make me a pallet on your floor

I'd be in the morning satisfied
If i could hop that train and ride
If i can leave for Atlanta with nowhere to go
Honey make me a pallet on your floor.

Make me a pallet on your floor
Make it right down by the door
Make it long, make it low
So my good gal won't ever know
Honey make me a pallet on your floor.

Tell all my friends so long
Tell all my friends so long
Tell 'em all so long
I'll see 'em next time around
Honey make me a pallet on your floor.

Make me a pallet on your floor
Make it right down by the door
And if your man comes in the back door
I'll leave by the front door
Honey make me a pallet on your floor.

Send everybody my regard
I'm goin' if i have to ride the rod
And if i reach Atlanta with nowhere to go
Honey make me a pallet on your floor.

Make me a pallet on your floor
Make it right down by the door
Make it long, make it low
So my good gal won't ever know
Honey make me a pallet on your floor.

Read more...

Dylan en el programa de Oscar Brand para la WNBC Radio Station (NY). 'Only a Hobo', 1963


En la línea de las grabaciones que durante los primeros años de la década de los sesenta se realizan en el ámbito de las emisoras de radio estadounidenses para difundir la música folk, subo al blog ésta donde Bob Dylan interpreta Girl from the north country y Only a Hobo en la WNBC Radio Station para el programa de Oscar Brand The World of Folk Music, emitido en mayo de 1963 (si bien la grabación está datada, según algunos registros documentales, en el mes de marzo) y que con el mismo título se editó un elepé donde se incluyeron las dos canciones del juglar. Durante años fue un material codiciado por los coleccionistas, ya que ambas versiones de Dylan no llegaron a publicarse en otros albumes y a fecha de hoy siguen inéditas, a excepción de la cinta pirata I was so much younger then, que empezó a circular en 2000. Dylan acude a la emisora dos meses antes de la salida al mercado de su segundo álbum,  Freewhelin', y para cuando se emite el programa el disco ya está en la calle y esta actuación le sirve de presentación, aunque Only a Hobo nunca entró en los pronósticos para ser incluida tanto en este elepé oficial como en los siguientes. La versión de Girl from the north country es un poco más forzada que la de Freewhelin', aporta la singularidad de intercalar la armónica entre los dos últimos versos de la última estrofa y es interesante de escuchar pues la voz del juglar denota que está herido, a estas alturas parece que hace mella su relación con Suze Rotolo. Presenta Dylan esta canción diciendo: "Than you Oscar and this one's called North Country Girl and it's dedicated to all the north country girls".

Only a Hobo.- La primera grabación de Only a Hobo data de 1963 y fue realizada por Dylan bajo el seudónimo Blind Boy Ground (que solía usar para sus colaboraciones con otros artistas) para Broadside. Esta canción no se publicaría oficialmente hasta 1991, en el Bootleg Series Vol 1-3, que recogia un amplio material de esta época. La versión interpretada en el programa de Oscar Brand me sugiere más emociones que cualquier otra, ese día el juglar estaba inspiradísimo en uno de sus increíbles momentos de gran creatividad. En cualquier caso y como sucede con el cancionero popular, también en esta ocasión, Only a Hobo no es enteramente de Bob Dylan, la melodía está inpirada en la canción Railroading on the great divide (1952), de Sarah Carter (aunque la versión que yo he escuchado es la que interpreta el grupo Fallling Branch String Band of Elkins) inspirada a su vez en la canción tradicional Poor Miner's Lament (El lamento del pobre minero), de Bob Davenport, a quien algunas fuentes señalan como el músico que enseñó la canción al juglar durante la visita de éste a Londres. Otras versiones han despuntado a lo largo del tiempo, la interpretada por Rod Stewart en su àlbum Gasoline Alley (1970), y la interpretada por la banda de bluegrass Seldom Scene en el 26 de abril de 1996 en Wikesboro. Antes de que Dylan interpretase esta canción en el programa de Brand, ambos intercambian unas palabras:

—O.B: Now once again Mr. Bob Dylan and another original called Only A Hobo. A little background Bob?
—B.D.  Well I guess some people go out in the streets every day you know. They look into their garage and they see their car. Other people can go out in the street an see their lilac trees. And other people can go out to their porch and water their plants. And err you can also go out in the street an see a hobo.

Y al terminar el programa:

—O.B. Thanks for coming by Bob
—B.D. Thanks for inviting me and I also wanna take the opportunity to express my feelings. Thank you for myself and all my friends who where at your house the other night.

Sólo un vagabundo

Cierto día, al doblar una esquina
me encontré con un viejo vagabundo, estaba tirado en un portal
tenía el rostro pegado a la fría acera
me pareció que había pasado allí más de una noche.

Sólo un vagabundo, uno más que se fue
sin que nadie cante su lamento
ni que lo lleve a casa,
uno más que se fue.

Una manta de periódicos cubría su cabeza,
el bordillo, su almohada; la calle, su cama,
su rostro delata su pasado
un puñado de monedas como limosna.

¿Cuánto necesita un hombre para verse en la estacada
Y ver el mundo bajo tierra,
esperar el futuro como un caballo cojo
acabar en el arroyo muerto indocumentado?


Pincha el vinilo para escuchar Only a Hobo
 en el programa de Oscar Brand en 1963.


Pie de foto: Portada del elepé donde se recogen las dos canciones grabadas para el programa de Oscar Brand, a la derecha; abajo, Dylan en el estudio de grabación de Columbia a finales de 1963 en una foto de Vernon Smith.

Read more...

Bob Dylan arrancará el 16 de junio en el Festival Marquee de Cork (Irlanda) el tour europeo 2011

El Festival Marquee, que se celebra anualmente en la ciudad irlandesa de Cork, será el escenario donde Bob Dylan (con sus 70 años recien cumplidos) arrancará el 16 de junio su tour europeo 2011, en un periplo que le llevará por once ciudades del viejo continente, si bien en esta ocasión el juglar de Minesota y su banda no cruzarán los Pirineos. Dylan vuelve a este escenario después de su última actuación en 2006, y será éste el único concierto que ofrecerá en las verdeadas tierras irlandesas, así como en Gran Bretaña lo hará en una visita fugaz el 18 de junio sobre el escenario del Finsbury Park londinense. Éste podría ser un buen lugar para asistir al concierto, tengo pendientes algunas visitas a algunos pubs, entre ellos The Trovadour (en Old Brompton Road) donde Dylan tocó en 1963, siempre es reconfortante y sorprendente viajar a esta legendaria urbe de la música, arte y costumbres.

Israel.- Cruzando el Canal de La Mancha, Bob Dylan y su banda abandonarán momentáneamente territorio europeo para aterrizar el 20 de junio en Telaviv (Israel), donde tienen contratado un concierto que ya ha suscitado interés mediático y que está previsto se organice en el Ramat Gan Stadium, con una capacidad para 40.000 personas. Siempre crea cierta expectación que Dylan actúe en Israel, dada su fe judía y país al que ha viajado en algunas ocasiones, ya fuese en visita oficial o privada. El juglar ha actuado en tres ocasiones en este país. En 1987, durante la gira Temples in Flame, con Tom Petty & The Heartbreakers, desplegó todo su buen hacer el 5 y 7 de septiembre sobre los escenarios de Hayarkon ParkSultan's Pool, de Telaviv y Jerusalen, respectivamente (he escuchado ambos conciertos y en este último interpretó una buena versión de Man on Peace, mientras que en la capital hizo lo propio con Watching the river flow); y de vuelta en 1993, visitaría el 17 de junio el Mann Auditorium de Telaviv, de esta última actuación no tengo cinta.

Centroeuropa y Escandinavia.- Milán será la siguiente ciudad afortunada. Escenario: la macro discoteca Alcatraz de la capital de la moda y financiera de Italia. Único concierto en este país el 22 de junio. De ahí, la banda bajará a la ciudad suiza de Sursee (el 24), para luego subir a Alemania, donde el juglar actuará en las ciudades de Mainz (en el Volkspark, día 25) y en el Stadpark Frelichtbühne de Hamburgo un día después. Con estos dos últimos conciertos, Dylan llegará al ecuador del tour europeo. Dinamarca será su próximo destino, en concreto la ciudad de Odense, y el escenario: el Funen Village, un carismático y poético lugar, se trata de un pueblito que es un museo al aire libre y en donde desde hace década se organizan festivales de música, donde la banda actuará el día 27. En las ciudades noruegas de Bergen y Oslo entrará el tour en su recta final, sobre los escenarios de Bergenhus Festning-Koengen (el 29 de junio) y Oslo Spectrum (el 30), respectivamente. Por último, el cierre será en la ciudad sueca de Borlange, donde desde el 28 de junio al 2 de julio, día este último de la actuación de Dylan, se celebra el Peace of Love Festival, que congregará a multitud de artistas y que según su organización se trata del festival más grande de Suecia -comenzó en 1999- y "el único con un mensaje abierto de la solidaridad, la diversidad y el entendimiento". Un tour como éste bien merece un viajecito.

Calendario


16 junio. Cork, Irlanda. Festival Marquee
18 junio. Londres. Finsbury Park
20 junio. Tel Aviv, Israel. Ramat Gan Stadium TBA
22 junio. Milan, Italia. Alcatraz
24 junio. Sursee, Suiza. Summer Sound
25 junio. Mainz, Alemania. Volkspark
26 junio.  Hamburgo, Alemania.Stadtpark Freilichtbühne
27 junio. Odense, Dinamarca. Funen Village
29 junio. Bergen, Noruega. Bergenhus Festning - Koengen
30 junio. Oslo, Noruega. Oslo Spektrum
2 julio. Borlänge, Suecia. Peace & Camp; Love 2011

Pie de foto: Bob Dylan durante su actuación en Telaviv, el 5 de septiembre de 1987.

Read more...

Wedding song, Largo (Maryland), 15-1-1974, una noche de corazones abiertos con The Band


Te amo más que nunca, más que al tiempo y que al amor. Una declaración semejante sólo puede tener una equivalencia acertada: el mozo en cuestión está colado hasta las cachas. El resto de la letra viene a ratificar un amor insondable fuera de duda elevado al cuadrado. Y si además lo aderezamos con una acústica y un solo de armónica que quita el sentío, estamos ante una pieza musical de reacción enternecedora, como la que vivieron aquella noche en Largo (Maryland) los afortunados asistentes a los conciertos de la esperada gira de Dylan con The Band después grandes periodos de ausencia. Dylan con su voz áspera de aquellos días rasga la noche con estos versos y acordes que magnifican el universo: Desde que entraste en mi mundo, el círculo se cerró. Con poemas de esta talla nos reencontramos con las aterciopeladas, pero siempre agradables baladas que forman el cancionero folk de este juglar. Un fraseo para incidir en cada palabra, en cada verso que se amontona con una sensualidad indiscutible, incontestable, inmensa. Noté el aire de tu aliento y mi vida fue más rica. Tu amor corta como un cuchillo. Nos revela esa sensación de sentirse abocado al desamparo si ella (Sara Dylan) se marchara, él no sabría dar un paso adelante: te amo más que a mi sangre.

Noche de corazones abiertos en Largo. Dylan entona Wedding Song para sorpresa de un público que ha oído hablar de la canción (se estrenó sobre el escenario del Spectrum de Philadelphia el 7 de enero), pero aún no esta familiarizado con ella, pues forma parte del nuevo álbum, Planet Waves, que sale al mercado dos días después del concierto en Largo. La presentacion en Maryland es bien aceptada, si bien no será la canción definitiva del PW, en favor de Forever Young, que rivaliza con las buenas composiciones que surcan este elepé. La canción fue grabada en los estudios Village Recorder de Santa Mónica el nueve de noviembre del año anterior en una sola toma y, a diferencia de Largo, la registrada en PW es más sensual si cabe por el sonido envolvente al que contribuye el estudio de grabación.

Después de la gira de 1974 no he vuelto a escuchar a Dylan interpretar esta canción en directo y apenas tengo registros documentales que me aporten lo contrario. No obstante, si he tenido la suerte de poderla escuchar en otros músicos como la versión que de Wedding hizo la cantante estadounidense Kate Gaffney el 23 de junio de 2009 en Sacramento, sencilla aunque algo lejana del sentimiento que Dylan vuelca en cada verso. En 2001 la banda de rock alternativo The Walkabouts versionó la canción y su vocalista femenina Carla Torgerson derrama una mezcla de lamento y fuerza en una interpretación muy aceptable. Ambas versiones están registradas en la colección pirata Nobody sings Dylan like Dylan.


Canto nupcial

Te amo más que nunca, más que al tiempo y que al amor.
Te amo más que al dinero y a las estrellas del cielo.
Te amo más que a la locura y que a las olas del mar.
Más que a a la vida misma, tanto eres para mí.

Desde que entraste en mi mundo, el círculo se cerró.
Dije adiós a los cuartos hechizados y a los rostros de la calle.
Al patio del bufón donde nunca alumbra el sol.
Te amo más que nunca y apenas si he comenzado.

Noté el aire de tu aliento y mi vida fue más rica.
Me hundía en la pobreza y me enseñaste a dar.
Secaste el llanto de mis sueños y me sacaste del hoyo.
Saciaste mi sed y aplacaste el ardor de mi alma.

Me diste niños, uno, dos, tres, y más aún, salvaste mi vida.
Ojo por ojo y diente por diente, tu amor corta como un cuchillo.
Mis pensamientos no se cansan de tí, me matarían si mintiera.
Sacrificaría el mundo por tí y vería morir mis sentidos.

Esa canción tuya y mía que se toca en esta tierra.
La tocaremos con ganas, sea cual sea su valor.
Lo perdido, perdido está, no podremos recobrar lo que se llevó el diluvio
Pero eres mi felicidad y te amo más que a mi sangre.

Nunca ha sido mi deber rehacer el ancho mundo.
Tampoco intención de llamar a la batalla.
Porque te quiero más que a eso con un amor inflexible.
Y si hay eternidad te volveré a amar allí.

¿No ves que has nacido para estar a mi lado?
Yo he nacido para estar contigo, tú para ser mi esposa.
Tú eres la mitad que me falta, tú eres la pieza perdida.
Y te quiero más que nunca con un amor que no cesa.

Cada día cambias mi rumbo y me enseñas a mirar.
Estar cerca de tí me sale del alma.
No dejaré que te vayas, no me importa lo que ocurra.
Pues te quiero más que nunca ahora que el tiempo pasó.


Escucha aquí la versión de Wedding song en Largo, enero 1974


Read more...
Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.