Foot of pride, el descarte que Bob Dylan grabó para 'Infidels' y que Lou Reed inmortalizó

A la memoria de Lou Reed (1942-2013)

De izquierda a derecha Lou Reed, Ian Hunter, Judy Collins y Captain Beefheart,
en el 25 Years Recepción en Nueva Yor el 13 de noviembre de 1985.

Hay canciones inevitablemente asociadas a sus intérpretes, sean éstos o no sus compositores. Es el caso de Foot of Pride, compuesta por Bob Dylan para el álbum Infidels (1983), un tema que, como muchos otros de aquel proyecto, quedaron fuera del disco. Pero ahí estaba Lou Reed, para quien Dylan parecía haber escrito esta canción ex profeso. El neoyorquino inmortalizó una soberbia canción, que ni siquiera Dylan ha interpretado en directo y de la que tenemos constancia oficial por su incorporación al recopilatorio dylaniano Bootleg Series en su tercer volumen (1991). Conocidas varias tomas a través de cedés piratas (Rough cuts y el más exhaustivo: Complete Infidels Sessions), que recogen las sesiones de grabación de aquel álbum durante el mes de abril en el Estudio A Power Station de Nueva York, nos ofrecen la perspectiva de una canción a la que Dylan y su socio de grabación, Mark Knopfler, le dedicaron hasta cuarenta y tres tomas para una canción que hubiera merecido menos machaca y un poco más de mimo. Cosas del estudio, dirán los entendidos. Pero ahí estaba el bueno de Lou Reed, recientemente fallecido, para extraer de la canción su lado salvaje y a la que aplicó cuantos acertados arreglos desdeñó su autor.

Vídeo de la interpretación de Foot of Pride por Lou Reed con motivo
del homenaje a Bob Dylan en el Madison Square Garden en 1992.


Lou Reed nunca grabó oficialmente Foot of pride, la versionaba con enjundia sobre los escenarios haciéndola parte esencial de su libreto. Pese a ello, las interpretaciones de Foot of Pride son ampliamente desconocidas por el público, para quienes Sweet Jane y Walk on the wild side eran las estrellas más esperadas que rutilaban en los conciertos nocturnos. A ello contribuyó que el músico no incorporara la canción de Dylan a sus álbumes en directo, aunque nos quedan dos grabaciones recogidas en recopilaciones piratas de sus actuaciones en Munich el 2 de septiembre de 1992 (Icon Sixties vol.1) y la magnífica que se escuchó en la sala Paradiso de Amsterdam el 6 de junio de 1993, en Nobody sing Dylan like Dylan, vol. 9.

Lou Reed y Nico en los años setenta, tiempos de la Velvet Underground.
Una versión insólita de I'll keep it whit mine por Nico y Reed.- Si el acercamiento entre Dylan y Lou Reed no fue fruto de un flechazo a primera vista, ambos al principio se guardaban las distancias, algo similar ocurriría entre la cantante alemana Nico y el neoyorquino cuando el artista Andy Warhol impuso, como manager de ambos, que la musa del underground se incorporara a la Velvet, la banda de Lou Reed, con la que acabaría interpretando algunos de los temas más oscuros del grupo. Pero no todo fueron momentos tensos y ácidos entre los dos músicos. En 1970, en una habitación de hotel (posiblemente en el Chelsea de Nueva York), Nico y Lou Reed interpretaron juntos la canción I'll keep it whit mine, que Dylan grabó para el álbum Bringing it all back home (1965) y que, como sucediera con Foot of Pride, quedó fuera del álbum.

Escucha aquí la versión de I'll keep it whit mine por Nico y Lou Reed



El pie del orgullo (Foot of pride)

Como las lágrimas de un león desgarran al hombre
puede una mujer hacerse pasar por un varón
en su funeral cantaron Daany Boy la canción del Señor
el predicador habló sobre Cristo traicionado
es como si la tierra se lo hubiera tragado
llegó demasiado arriba y fue lanzando al suelo
ya sabes lo que dicen de encontrarse gente adecuada en el camino
tarde o temprano los encontrarás caídos.

No hay vuelta atrás
cuando el pie del orgullo tropieza
no hay vuelta atrás.

He oído que tienes un hermano llamado James, no olvido rostros ni nombres
tiene los pómulos hundidos y sangre mestiza
miró fijamente al sol y dijo "la venganza es mía"
él bebe, y está marcado por la bebida
cántame una canción más, sobre el amor de la luna y el extraño
y su caída por la espada de Errol Flynn
en estos tiempos de compasión cuando la conformidad es la moda
dí una estupidez más antes de que me claven.

Hay un hombre de negocios retirado llamado Red
lo expulsaron del cielo y anda alocado
Se alimenta de aquellos a quién toca
dice que sólo maneja dinero en metálico y  vende billetes para un accidente aéreo
No es alguien con quien debas jugar
Miss Dalila es suya, una filistea es lo que ella es,
ella hará vilguerías con tu destino,
te dará cocos y bollos con especias en la cama
si no te importa dormir boca abajo en una tumba.

Ellos te buscará a un hombre para un encuentro nocturno
te harás la loca y aprenderás a atravesar puertas,
a abrir las puertas del paraíso
a llevar una carga pesada para ser tuya, 
sí, en el escenario querrán sacar agua de las piedras
una prostituta pasará el sombrero, reunirá cien de los grandes y dará las gracias,
a ellos les gusta obtener el dinero del pecado, construir grandes universidades donde estudiar
cantar "Amazon grace" por el camino de los bancos suizos.

Allí hay gente hermosa, tío
pueden ser un terror para tu mente y te mostrarán como callar tu boca,
llevan un misterio escrito en la frente
matan bebés y dicen que solo los buenos mueren jóvenes
no creen en la misericordia
nunca los verás en los tribunales
pueden ensalzarte o hundirte
convertirte en lo que ellos quieren que tu seas.

Supongo que yo también lo amé
pudo verlo todavía subir la colina
habrá alcanzado la cima, lo hizo y cayó
derribado por la fuerza de la voluntad
aquí no queda nada, socio, solo el polvo de una plaga que dejó a la ciudad asustada
deja a los muertos enterrar a los muertos, tu hora llegará
deja que el hierro se funda mientras él sube la persiana.

No hay vuelta atrás,
cuando el pie del orgullo tropieza,
no hay vuelta atrás.

Read more...

Música y poemas de Dylan para una juventud que descubre al poeta solidario y comprometido

A mi hija Carlota, que hizo el viaje de Desire a The Starbugs.

Fotograma de la película Pat Garret y Billy the Kid (1973) para la que Dylan
 compuso la banda original  y en la que interpretó el papel de Alias.

Íbamos de viaje en el coche, el equipo de música reproducía el álbum Desire (1976), cuando Carlota, entonces con nueve años, animada por la música de Hurricane me preguntó de qué trataba la canción. Y así fue cómo se interesó por las circunstancias que rodearon el caso de Rubin Carter, el boxeador negro acusado injustamente de un múltiple asesinato:  Me siento asqueado de vivir en un país donde la justicia es un juego, fraseaba Dylan con vigor y arrestos mientras quemábamos kilómetros. En aquella ocasión mi hija Carlota descubrió la fuerza social de un poema convertido en canción protesta. A Hurricane le sucedieron otras canciones, con igual significado reivindicativo y alcance solidario. Con el tiempo, Dylan no ha llegado a formar parte de los cantantes preferidos de Carlota, pero ella aprecia el arte de un músico y poeta comprometido. Hace unos meses le regalé el cedé Kind sing Bob Dylan, del grupo juvenil The Starbugs y descubrió a un Dylan conjurando a los dioses para que protejan a su hijo Jakob en Forever Young, al amante nostálgico de Girl from the north country, la alegría disparatada de You ain't goin' nowhere (la mañana vino y se fue, pilla tu dinero, cómprame una flauta y un revólver que dispare), la chispa narrativa de la popular Mr. Tamborine Man (llévame a viajar en el torbellino de tu nave mágica), las esperanzas de paz eternizadas en los versos de Blowin' in the wind y el mundo en constante revisión en The times they are a-changing. Esa mirada al poeta y músico, interpretada con maestría en las voces de Jessie Hillel, Sara Whitaker, Roisin y Ben Anderson y Rebeca Jenkins avivan el interés por un artista en cuya obra siempre ha habido una entrega a la juventud.


Escucha aquí la versión de Mr. Tamborine man por The Starbugs

Álbumes como Under the red sky (1990, dedicado a su hija bajo el seudónimo Gabby goo goo) ofrecen un variado repertorio de canciones basadas en tonadas infantiles, el tema que da nombre al disco muestra una referencia desde el primer veso, There was little boy and little girl, que nos traslada al cuento infantil del mismo nombre y desde el que el juglar nos conduce a la ciudad de Hibbing donde transcurrió su infancia. Metáforas, parábolas, reminiscencias bíblicas en un disco pensado en la trasmisión de valores desde las composiciones 10.000 men, Handy Dandy, Cat's in the well y 2x2, esta ultima nos adentra en la historia del arca de Noé. Con anterioridad, en el álbum Slow Train Coming (1981), el juglar nos sorprendió con Man gave name to all the animals (Sterling Children’s Books ha publicado un libro ilustrado para niños basado en esta canción, con ilustraciones de Jim Arnosky). El libro incluye un cedé con la grabación original de la canción, en la que nuevamente y con intención educativa nos introduce en una nueva leyenda bíblica.  En 1991 y creada para Disney for our children, Dylan compuso This Old man, y sin olvidar el referente de Forever Young, estamos ante un músico y poeta para quien la infancia y juventud son las etapas de la vida donde se forjan los valores de solidaridad y compromiso.




Un compromiso y solidaridad, por otra parte, que Dylan ha ejercido en ocasiones en las que, si bien ha querido pasar desapercibido, su estela ha sido difícil de ocultar. Es el caso de sus visitas a hospitales para niños en Buenos Aires (1998, arriba) y Belfast, en 2004 coincidiendo con sus giras mundiales.

Escucha aquí Man gave name to all the animals
Y aquí This old man, para Disney
Viñeta del libro Forever Young, de Paul Roger.

Forever Young, (Joven para Siempre).- Es el título del primer libro para niños que Dylan realizó junto al ilustrador Paul Rogers, quien reimagina la canción y narra el crecimiento de un músico activista y su andar por la vida a través de catorce viñetas. La estética del libro rinde homenaje a la década de los años sesenta, remitiéndonos a las viejas animaciones de bajo presupuesto de la época, con un estilo gráfico que recuerda vagamente al trabajo del ilustrador y dibujante Al Hirschfeld. Las ilustraciones de Rogers aluden al universo dylaniano, en las que aparecen los músicos Woodie Guthrie, Johnny Cash, Pete Seeger, Thelonius Monk y Joan Baez; los escritores y poetas Allen Ginsberg, Jack Kerouac, William Burroughs y el activista Martin Luther King Junior. En este libro también se ven plasmados lugares como el Greenwich Village, el Club Gerde's Folk City, el Gaslight Café y Washington Square Park (símbolos geográficos de influencia dylaniana), además de claras referencias a discos y canciones de diferentes épocas como Mr. Tambourine Man, Like a Rolling Stone, Shooting Star, Positively 4th Street, Desolation Row, Maggie's Farm y otras. En palabras del mismo ilustrador el libro contiene referencias obvias y otras que pretenden esconder cierto misterio, no se mencionan o hacen evidentes, ya que eso estropearía la diversión de descubrirlo por nuestra propia cuenta.

Escucha aquí Forever Young, con The Band en The last waltz.

Read more...
Este es un blog de información y divulgación de la música, la literatura y otras expresiones artísticas de Bob Dylan. Fue creado el 15 de enero de 2009, sin ánimo de lucro, con el fin de que la obra de este artista estadounidense sea conocida por las nuevas generaciones.

Visitas al blog

Correo electrónico

Correo electrónico
lagranjademaggiebobdylan.hotmail.es

Vuestros comentarios

Dylanitas

Derechos de autor

Si queréis reproducir parte o la totalidad de algunas de las informaciones que contiene este blog podéis hacerlo sin necesidad de solicitar permiso, aunque no estaría mal que citáseis la procedencia. Las fotografías, pinturas, grabados, vídeos y letras de las canciones son propiedad de sus autores.

  ©Template by Dicas Blogger.